Alfredo Di Stefano en Bolivia

Alfredo Di Stefano (1926-2014) estuvo tres veces en Bolivia, a falta de una. Dos de ellas son relativamente conocidas, pero la tercera fue una verdadera rareza.

La discusión sobre quien es el mejor jugador de la historia es y será interminable, lo que no se discute es que Alfredo Di Stefano es uno de los nombres que se considera entre los aspirantes a ese título. La “Saeta rubia” tuvo una trayectoria a la que sólo le faltó, o un título mundial o -cuando menos- una descollante actuación mundialista. Todo lo demás lo ganó. Está claro que fue el precursor del fútbol total que se le atribuye exclusivamente a Johan Cruyff. Ambos marcaron época en aquello de moverse con talento en toda la cancha, quizás la ventaja de Di Stefano fue, además su condición innata y demoledora como goleador.

Pues bien, Di Stefano estuvo tres veces en Bolivia, las dos primeras como jugador y la tercera como entrenador.

Di Stefano jugando en River Plate, en un partido frente a veloz Sarsfield

En 1949 un conflicto salarial en el seno del fútbol argentino provocó un éxodo masivo de jugadores de ese país. Millonarios de Colombia, entonces fuera del seno de la FIFA, pescó en río revuelto y armó uno de los mejores equipos del mundo con varios de los cracks rioplatenses en conflicto, entre ellos Alfredo Di Stefano que hasta ese momento había jugado en River Plate, lo que no sólo lo hizo dueño del fútbol de su país, sino una sensación internacional que le permitió pasear su fútbol por América y Europa.

En el legendario Millonarios de Colombia.

En Bolivia, el año señalado de esta historia fue 1951, el lugar La Paz, el campo de juego el legendario Hernando Siles, la secuencia cuatro encuentros entre el 11 y el 25 de febrero. El primer partido fue Bolívar-Millonarios. Los celestes eran los campeones vigentes del profesionalismo pero no pudieron resistir al denominado “ballet azul” de los colombianos y perdieron por 3 goles a 1 con dos goles de Di Stefano. La visita jugó luego con un combinado Bolívar-Litoral con un resultado dividido a 3 goles por bando. Otra vez Di Stefano anotó dos dianas. El resultado se repitió, 3 goles por lado, en su tercer partido, esta vez con Ferroviario y otra vez dos tantos de la “Saeta rubia”, que cada vez que picaba desde el medio del campo era simplemente inalcanzable ¡en La Paz!. 

En el Hernando Siles en 1951, antes de su partido contra Litoral

Pero, sin duda el partido electrizante de la gira del “Millo” fue el de cierre, que disputó el 25 de febrero con el subcampeón nacional, Litoral. La visita alineó a Cozzi; Pini, Zuloaga y Ramírez; Rossi y Soria; Reyes, Pedernera, Di Stefano, Baez y Mourín (Mosquera). El local presentó a Gafuri; Bustamante y Peredo (Ledezma, refuerzo de Municipal); Grecco, Valencia y Caña; Algarañaz (Sánchez, refuerzo de Unión Maestranza), Ugarte (refuerzo de Bolívar), Armella (Caparelli), Gutiérrez y Alcón. El resultado, un vibrante 5 a 3 para Millonarios refleja lo que fue el encuentro. Digamos simplemente que el deslumbrante Di Stefanoanotó cuatro de los cinco goles de su equipo (a los 5, 28 y 44 del primer tiempo y a los 20 del segundo tiempo). En la primera mitad la visita arrolló a Litoral con un parcial de 4 a 1 y con la “Saeta rubia” imparable. El “Maestro” Ugarte, hizo un hat trick por parte de los bolivianos, con dos de sus tres goles de penal, el último a los 88 cuando el partido expiraba. La afición que copó el campo, con lleno completo, se rindió ante Di Stefano con un aplauso cerrado al mejor jugador del campo por mucha ventaja.  

Los paceños tuvieron que esperar un año para gozar de la revancha. Finalmente, el 10 de febrero de 1952, al retornar Millonarios a La Paz, Bolívar, entonces subcampeón nacional, derrotó a los azules por 2 a 1 y esta vez Di Stefano no pudo anotar. El equipo local que batió al legendario equipo de Bogotá plagadao de estrellas internacionales alineó con Podestá; Salinas y Seise; Montaño, Santos y Valencia; Brown, Ugarte, Palmerola, Mena y Díaz. Anotaron los goles boliviano Mario Mena y Delfín Díaz

La “Saeta rubia” hizo lo que ningún jugador de equipo extranjero en Bolivia, anotar 8 goles en 5 partidos

En cinco partidos Alfredo Di Stefano anotó en los arcos del Siles la friolera de ocho goles y un póker en uno de los encuentros. El fenómeno lo era en el llano y en la altura, sin hacer distingo alguno. Ningún jugador extranjero ha hecho, ni de lejos, ese número de goles en los arcos del estadio paceño.

Ídolo mundial como capitán y conductor del mejor Real Madrid de la historia

Un año después, en 1953, el jugador iniciaba su etapa profesional más brillante, la que lo consagró como uno de los monstruos del fútbol mundial de todos los tiempos. Fichó por el Real Madrid al que condujo a ganar ocho ligas, una Copa del Rey, cinco Copas de Europa y una Copa Intercontinental.

Di Stefano en el Hernando Siles, como DT de un combinado de futbolistas españoles

Pero las visitas de 1951 y 1952 no fueron las únicas que hizo a Bolivia. En junio de 1980 (veintiocho años después) llegó de nuevo a La Paz. Es un episodio olvidado y curioso de la historia de nuestro fútbol. El 21 de junio un combinado de futbolistas profesionales españoles disputó un partido amistoso en La Paz bajo las órdenes de Di Stefano, contra la selección boliviana dirigida por Ramiro Blacutt. Fue un partido no oficial, pues no se trataba de la selección española, que Bolivia ganó por 3 a 1. El técnico hispano-argentino estaba terminando su relación contractual con el Valencia al que había entrenado en 1979 y 1980. El periódico Hoycomentaba: “Ante un adversario surgido de la noche a la mañana, el seleccionado nacional de fútbol inició el largo camino de partidos y de trabajos que culminarán con las Eliminatorias del mundial 1982”. 

Entrevista en el diario Hoy, después del partido contra Bolivia

El 23 de junio el periodista Arturo Pérez publicó en ese medio una entrevista al astro con estos apuntes: “Opinión de Alfredo Di Stefano, el adiestrador del combinado español de futbolistas profesionales al cabo del enfrentamiento cumplido el sábado”. Di Stefano dijo en el contexto de un largo diálogo: “El 10 (Carlos Aragonés) juega muy bien, el 11 (Silvio Rojas) es muy rápido y en líneas generales saben mover la pelota, tienen buena posesión… aquí muy difícilmente cualquier equipo del mundo que venga a jugar puede sacar una victoria… Bolivia no es la cenicienta, aprendió…”. “…Lo vi jugar dos veces [a Maradona], juega muy bien, es un buen jugador”. Ante la pregunta “¿Pelé, Maradona o Di Stefano?”, respondió: “No se olvide que también debería hablarse de Bobby Charlton, Sivorí y Pedernera, entre los grandes… que ahora no deberían ser olvidados”. 

Carlos Aragonés, elogiado por Di Stefano
Silvio Rojas, elogiado por Di Stefano

Esa inopinada visita quedó sepultada en el olvido, ahora la reflotamos. El equipo nacional que enfrentó a los españoles dirigidos por una leyenda estaba integrado por Jiménez; Fierro, Martínez, Vaca y Vargas; Del Llano, Angulo , Aragonés y Trigo; Reynaldo y Rojas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s