Los Clubes Bolivianos en la Copa Libertadores de América, Capitulo 4. Partidos Memorables 1990 – 1999

Fue la década en la que los equipos bolivianos hicieron mejor papel, con un nivel competitivo equivalente al de los mejores clubes del continente. Sin duda en este periodo, Bolívar fue el equipo emblemático de los elencos nacionales con la friolera de siete participaciones en la década y cuatro presencias en cuartos de final del torneo. Por años la Academia fue la base de la selección. No era gratuito que en esos años Bolivia formara el mejor equipo de su historia, el combinado que clasificó al Mundial de los Estados Unidos.

LA GARRA, SIEMPRE LA GARRA

The Strongest en 1990. Hizo uno de los partidos épicos de la Copa frente a Emelec en La Paz (4-3), en esta alineación no está Luna, uno de los caudillos del equipo Coronado, Martínez, Troncoso, Illanes, Fontana y Gariazú. De cuclillas, Jiménez, Orellana, Arce, Ayaviri y Ortega

En 1990 The Strongest y Oriente, campeón y subcampeón, enfrentaron a Barcelona y Emelec de Ecuador. Fue una de las series más reñidas de todas las que jugaron nuestros equipos. El partido más duro de todos se jugó en La Paz el 20 de marzo, cuando el Tigre recibió a Emelec.

Luna, anotó el gol decisivo en el partido contra Emelec en el minuto 90.

Comenzaron ganando los ecuatorianos a los 10 minutos. Quinteros, recibiendo un corner, cabeceó y anotó el empate a los 12, aumentó Jiménez a los 27. Pero a los 35, por la vía de un penal Russo del Emelec emparejó el partido. Apenas comenzado el segundo tiempo puso de nuevo en ventaja a los visitante, 3 a 2. A los 10 Ortega logró el empate transitorio De allí en más, los atigrados sufrieron atacando y atacando sin tregua. Remate tras remate la pelota era contenida por Baldriz o por el travesaño.Cuando todo parecía sellado, con el aliento incesante de la hinchada, el talento de Sergio Óscar Luna cambió el destino del encuentro anotando un golazo en esforzada jugada en el área chica, dejando un 4 a 3 definitivo que pudo haber sido empate. Quienes vieron el partido lo recuerdan como uno de los más intensos que se hayan visto en el Siles.

ORIENTE, POR UNOS PENALES

Oriente en 1990. Villafañe, Saldías, Bernuncio, Brunetto, Medrano y Monasterio. Abajo: Ávila, Da Silva, Melgar, Roca y Cristaldo

Oriente hizo una por otra. Consiguió un meritorio empate frente a Emelec en Guayaquil por 2 a 2, con tantos de Da Silva y Campos y perdió lo ganado al empatar en Santa Cruz con Barcelona en un frustrante 1 a 1. La serie terminó con un cuádruple empate en puntos, seis para los cuatro equipos. La ganó Emelec con más uno de gol diferencia (9-8), siguió Strongest con más uno (8-7) y emparejaron Oriente y Barcelona con más uno (6-7), lo que forzó a dos partidos de desempate. En Guayaquil ganó Barcelona por 3 a 1 y en la vuelta ganó Oriente por 3 a 2. En la tanda definitoria de penales ganaron los ecuatorianos por 5 a 4. A Medrano y Melgar les atajó los tiros el arquero Morales, y Monasterio eliminó a su equipo, Oriente, al desviar su remate.

EL TIGRE DEBUTA EN SEGUNDA RONDA

The Strongest debutó en segunda ronda en 1990 contra U Católica de Chile

The Strongest consiguió ese año por primera vez su pase a segunda ronda. Debutó en esa instancia frente a Universidad Católica de Chile. Perdió en la ida por 3 a 1 y empató en La Paz 1 a 1. El único gol aurinegro lo hizo Illanes.

BOLÍVAR, COMO EN 1956

El "Dream Team" de Bolívar, el equipo de la Libertadores 1991: Zeoli, Montaño, Olaechea, Ferrufino, Giuntini, Rimba y Soria. Abajo: Salinas, Borja, Etcheverry e Hirano

En 1991 Bolívar, que fue subcampeón nacional el año anterior, presentó la que quizás haya sido la mejor alienación de su historia. Javier Zeoli (selección uruguaya) en el arco, Tito Montaño, Alejandro Giuntini (que jugó luego en Boca), Marco Ferrufino, Miguel Ángel Rimba y Carlos Borja en la defensa, Vladimir Soria, Jorge Olaechea (selección peruana) y Marco Antonio Etcheverry en el medio campo, Fernando Salinas y Jorge Hirano (selección peruana) adelante. Alternaron; Carlos Ángel López, Marco Antonio Sandy, Daniel Hernández, Miguel Sanabria (selección paraguaya), Rodolfo Romero, William Ibañez, Óscar Villegas y Hebert Arandia, todos bajo la dirección de Jorge Carlos Habegger. Varios de los jugadores nacionales integraron la selección nacional que disputó las eliminatorias de 1993.

Recordando aquellos tiempos en que Bolívar aplastó a River en un amistoso (7 a 2 en 1956), los celestes recibieron a los millonarios en La Paz el 5 de marzo de 1991. Fue la noche de Fernando Salinas que en ocho minutos hizo los dos primeros goles. A los 12 Bolívar ganaba 2 a 0. Medina Bello descontó dando la falsa ilusión a un River que se hundiría en el camino. Salinas hizo la tripleta al anotar a los 21 del segundo tiempo y Hernández rubricó la goleada a los 43 minutos. La superioridad bolivarista fue incuestionable. En River jugaban Astrada, Hernán Díaz, Borelli y Silvani. Dirigía el equipo su prócer Daniel Pasarrella. Jugó también en el equipo millonario el gran crack nacional Ramiro Castillo que dijo la famosa y desafortunada frase después de la derrota: “Es inhumano jugar en la altura”. El Chocolatín, yungueño de nacimiento, metió la pata.

La Academia vengó además su derrota como local frente a Boca en 1970 con dos goles de Miguel Sanabria. Siguiendo su ruta de éxitos logró en La Bombonera su primer empate en Buenos Aires con un 0 a 0 ante Boca que consagró a Zeoli que en esa jornada los atajó todo. El club boliviano se dio el lujo de ganar la serie, un punto por encima de Boca.

EL DIA EN QUE BOCA SE NEGÓ A GANAR

Gabriel Batistuta, uno de los once boquenses que enfrentaron a Oriente en el 0 a 0 en la Bombonera en 1991, en el que Boca decidió no ganar para eliminar a River.

Uno de los partidos más bochornosos de la historia de la Copa fue el que jugaron Boca y Oriente en Buenos Aires el 5 de abril, cerrando el grupo. Si Boca ganaba dejaba a Oriente con 5 puntos empatado con River, pero con peor gol diferencia lo que clasificaba a River. Boca decidió perjudicar a su archirival y jugó a media maquina. En el segundo tiempo el descaro era tal, que los auriazules llegaban a la media cancha y comenzaban a hacer pases laterales o pasar sistemáticamente atrás, negándose siquiera a acercarse al área verdolaga. Oriente no hizo mucho más porque ese resultado lo clasificaba. Fueron cuarenta y cinco minutos para el bostezo, mientras la hinchada boquense coreaba “¡Y River se va, River se va…!”. El encuentro terminó empatado a 0, clasificaron Bolívar, Boca y Oriente y, River, en efecto, se fue eliminado.

UN DEBUT, UN EMPATE

El "Morumbí" de Sao Paulo fue el escenario del notable empate logrado por San José en su primera participación en La Libertadores en 1992

San José de Oruro llegó por fin a la disputa de la Libertadores en 1992 de la mano del mundialista argentino y orureño de adopción José Daniel Valencia. No fue un debut afortunado. Los santos perdieron sus tres partidos de locales, primero con Sao Paulo por goleada (0-3), luego con el modesto Criciuma de la segunda división brasileña (1-2), y para peor perdieron también con Bolívar (2-4). Eliminados como estaban, fueron a jugar a Brasil temiendo sendas goleadas. Cuando se esperaba lo peor, los santos sacaron cara y enfrentaron al equipo que sería campeón de esa versión, Sao Paulo, el equipo de Telé Santana que muchos consideran el mejor del mundo de ese periodo. Como Municipal en 1974 y frente al mismo equipo, Condarco empató el partido que había comenzado ganando el equipo paulista de Zetti, Cafú, Nelsinho, Adilson, Raí y Palinha. La primera incursión orureña tuvo como equipo base a Ruiz, R. Vargas, D. Gutiérrez, Quinteros, Troncoso, C. Arias, L. Antelo, Rioja, Valencia, J.C. Sánchez y Peña.

BALDIVIESO, UN INMENSO CELESTE

Baldivieso fue la más importante contratación de Bolívar en 1992 que cristalizó en la Libertadores del 93, en la que el mediocampista se convirtió en condcutor del elenco

En la versión de 1993, Bolívar llegó con otro equipo poderoso como campeón, acompañado de nuevo por San José. Los rivales, Universidad Católica y Cobreloa de Chile. Dirigía el cuadro celeste el azerbayano Vitaly Schevchenko. El equipo jugó su  mejor partido en La Paz contra Cobreloa. Después de un primer tiempo trabado y con un equipo chileno agresivo e incluso con riesgo sobre la valla de Carlos Leonel Trucco, la Academia se puso las pilas. El Diablo con su incuestionable talento abrió la cuenta a los 6 minutos del segundo tiempo de penal. Pocos meses después, en un amistoso de la selección frente al mismo equipo, anotó un golazo, uno de los mejores de su carrera al llegar al arco rival y anotar, desde dos tercios de cancha, dejando en el camino a cinco jugadores contrarios.  A partir de ese momento Julio César Baldivieso condujo al equipo con sus impecables centros de larga distancia, uno del os cuales permitió la escapada de Borja y un gol del gran capitán celeste a los 25 minutos. El propio Baldivieso cerró la cuenta con un espectacular gol de área faltando diez minutos para la conclusión del encuentro.

El "Diablo" Etcheverry pasó por Bolívar en uno de sus momentos de mayor rendimiento futbolístico. En la foto, junto a otro gran jugador, Miguel A. Rimba preparándose para entrar a un partido.

En la revancha en Calama los celeste empataron el encuentro 1 a 1. Un partido que pudieron ganar. El tanto boliviano lo hizo Iván Castillo. Bolívar se colocó segundo en la serie y clasificó. No pudo pasar a la tercera fase al ser eliminado por el América que le ganó 2 a 1 en Cali y le empato a 1 tanto en La Paz.

LOS CELESTES DE PASEO POR VENEZUELA

Carlos "Pichicho" Borja, capitán incuestionable del equipo celeste. Se consolidó como uno de los mejores carrileros del fútbol nacional.

Bolívar logró en 1994 algo que sólo había conseguido Blooming nueve años antes, terminar invicto la serie. De los seis partidos ganó tres y empató tres. En su visita a Venezuela empató a 1 gol con Minerven con gol de Richard Cueto y derrotó sin dificultades a Marítimo por 2 a 0 con dos goles de Baldivieso. En La Paz goleó a Minerven por 4 a 0 y doblegó a Marítimo por 2 a 1.

“LA” GOLEADA DEL TIGRE

The Strongest despechó a Minerven y Marítimo de Venezuela con sendas goleadas en La Paz (7-1 y 5-0). Justiniano, Luna, Olsen Borja, Sánchez, Quinteros e Illanes. Abajo: García, Bauzá, Aramayo, Melgar y Francisquine

The Strongest tuvo menos suerte en Venezuela. Si bien logró empatar con Marítimo a 1 gol, con tanto de Arturo García, sufrió una de sus peores humillaciones futbolísticas al caer por 5 a 0  con Minerven en Puerto Ordaz. En La Paz, en cambio, se reivindicó sobradamente aplastando a Minerven y lavando la afrenta. La gran figura fue el defensor Gustavo Domingo Quinteros que hizo un hart trick a puro llegadas de área en tiros de corner. Gran cabeceador como era, se “almorzó” a Minerven a los 11, 35 y 16 del segundo tiempo. El equipo venezolano no existió en el campo. Mir, Villarroel, Arteaga y Antoninho, completaron los siete goles que redondearon un incuestionable 7 a 1 para Strongest.

ACADÉMICOS Y TIGRES SE MIRAN LAS CARAS CUATRO VECES

El clásico paceño se jugó cuatro veces en la versión 1994 de la Copa. En la primera fase se registraron dos empates. En segunda fase se produjeron dos triunfos de Bolívar, por 2 a 1 y por 4 a 0.

En esta versión se dio algo que no se ha vuelto a repetir en la Copa. Bolívar y The Strongest se enfrentaron en cuatro oportunidades en el lapso de algo más de dos meses. Los equipos que se enfrentaron entonces eran; por Bolívar: M. Soria, Rimba, Sandy, Ferrufino, Cristaldo, Suárez, V. Soria, Baldivieso, Sallaberry, Ríos, y Antelo; alternaron Aragón, Jiguchi, Ruiz, I. Castillo, Suárez, Terán, Villegas, Cueto y Cuenca, era técnico José Omar Pastoriza. Por The Strongest: Ibarra, Sánchez, Francisquine, Quinteros, Arteaga, Olsen Borja, M. Melgar, Aramayo, Lima, Mir y Villarroel; alternaron M. Torrico, Justiniano, J. Villarroel, Antoniho, García, Andrada, Tomé y Gareca, era técnico Jorge Vichera.

Como en 1989, los dos primeros partidos terminaron 0 a 0. En cuatro clásicos de Libertadores nadie pudo anotar, parecía una maldición. Como ambos clubes obtuvieron primero y segundo lugar en su serie, clasificaron y les tocó enfrentarse en segunda fase. En el partido de ida, Bolívar rompió el maleficio marcando la diferencia de calidad de un equipo que en esos momentos era superior a los atigrados. El supergoleador liguero, Víctor Hugo Antelo con dos goles, sentenció el match que terminó 2 a 1, por Strongest descontó Arturo García.

En la vuelta, la tarde del 24 de abril, Bolívar apabulló al Tigre por 4 a 0. De nuevo apareció la mejor versión de Baldivieso. Antelo vacunó a lo 2 minutos. Baldivieso de media distancia, aumentó a los 36, Soria encarriló la goleada a los 8 del segundo tiempo y, si bien The Strongest aguantó y frenó a Bolívar durante casi todo el segundo tiempo, el propio Baldivieso cerró el marcador faltando cinco minutos. Tuvo entonces un gesto de “sobrador”, se paró sobre la pelota y sonriendo se puso la mano derecha sobre la frente como oteando el horizonte. “¿Dónde esta el rival?” parecía preguntarse el mediocampista…

EL FINAL DE UN INVICTO HISTÓRICO

Pero el rival apareció el 27 de julio. Bolívar pasaba por primera vez a tercera fase, logro que repitió cuatro veces, convirtiéndose en el equipo boliviano que ha conseguido ese resultado en más ocasiones. Llegó Olimpia a La Paz y rompió el invicto de 24 partidos y más de 11 años sin perder de los celestes en la Libertadores frente a equipos extranjeros. La avalancha académica se estrelló contra un inconmovible arquero Battaglia (que alguna vez sería celeste), y como las desgracias nunca vienen solas, cuando parecía que el encuentro terminaba empatado, a los 42 minutos de la segunda fracción, el gran defensor que siempre fue Marco Sandy de un rebote, encajó la pelota en su propio arco derrotando a Trucco. La ilusión se terminó. En la vuelta Olimpia ganó cómodo en Asunción por 2 a 0, y a otra cosa…

Mario Mercado

El 27 de julio de 1994 fue la última vez que Mario Mercado vio jugar a su equipo en La Paz. Coincidió, lamentablemente con una derrota que rompió más de once años de invicto celeste. Mercado murió en un accidente aéreo en enero de 1995.

BOLIVAR, TERCERO OTRA VEZ

Igual que en 1986, la Academia estuvo en lo más alto del podio de la versión 1994 de la Copa, ocupando el tercer lugar detrás de Olimpia y Velez Sarsfield con 13 puntos acumulados, 15 goles a favor y solo 6 en contra. Víctor Hugo Antelo se consagró segundo goleador del torneo con 6 goles, detrás de Rivas de Minerven. Un logro digno de ser recordado

SAN JOSÉ, COMO UN GRANDE

San José obtuvo el título liguero en 1995, exactamente cuarenta años después de haber logrado su primer título nacional (1995). Este equipo fue la base para la mejor participación santa en la Libertadores. Perdió su pasé a la tercera fase de la competencia por penales frente a Barcelona de Ecuador.

En 1996, en su tercera participación en el torneo, San José mostró por fin su estirpe. Enfrentaba como campeón boliviano al subcampeón Guabirá y a los colombianos Junior y América. Sentó plaza en Oruro rompiendo la mala racha de sus dos anteriores participaciones, y derrotó sucesivamente a Guabirá por 2 a 1, al América por 1 a 0 y a Junior por 2 a 0, logrando un puntaje perfecto como local.

En octavos de final, como vino en llamarse la segunda fase desde ese año, San José derrotó limpiamente a Barcelona por 1 a 0 en Oruro, manteniendo un invicto perfecto en el Bermúdez. El 8 de mayo le tocó la vuelta en Guayaquil. De Souza abrió el marcador para los locales, resultado que se mantuvo inamovible hasta que faltando ocho minutos para el final Fernando Rivera empató el encuentro. San José soñaba con la clasificación y la merecía, pero a los 89 un gran jugador del Ecuador, Bayron Tenorio la tocó con clase para anotar el triunfo que forzaba a una definición por penales. Los santos tuvieron mala suerte, anotaron sólo dos de los cuatro disparos que hicieron. Herrera remató desviado y a Daza le atajó el tiro el arquero Morales, héroe de la noche. Barcelona anotó 4 penales por solo 2 de San José y lo eliminó.

Fue, sin duda, la mejor actuación internacional en la historia santa. El equipo que la hizo posible fue D. Rojas, Herrera, Rodríguez, Cossío, Ferrufino, Cuenca, E. Villegas, Terán, Andrada, Daza, R. Paniagua; alternaron Rivera, O. Villegas y Urruti. Era técnico Walter “Cata” Roque.

SUCRE SIN EQUIPOS CHUQUISAQUEÑOS

Juan Carlos Farah, capitán de Oriente y Nery Ortiz, capitán de Guaraní. En 1997 los verdolagas mantuvieron el invicto frente al equipo paraguayo, al que derrotaron 4 a 1 en Santa Cruz y empataron 1 a 1 en Asunción.

Curiosamente, el primer partido de la Libertadores que se jugó en Sucre, no lo disputo ningún equipo de la capital, lo protagonizaron Bolívar y Oriente Petrolero en 1997. La razón era que el estadio Tahuichi estaba en plena remodelación para la disputa de la Copa América. Oriente optó por jugar contra Bolívar en Sucre y contra los rivales paraguayos, Cerro y Guaraní en Cochabamba. Fue un partido fácil para los paceños que derrotaron a Oriente por 4 goles a 0, con tantos de Vidal González, Mercado (dos) y Carlos “Pichicho” Borja. El experimento no le salió bien al equipo dirigido por Francisco Sá.

La serie fue fácil para los equipos bolivianos que lograron los dos primeros lugares. Oriente goleó a Guaraní por 4 a 1,  y Bolívar repitió la dosis en La Paz al mismo equipo. Los cruceños le sacaron además un punto al Guaraní en Asunción.

BOLÍVAR APLASTA A MINERVEN

Tomás N'Kono, que fuera arquero de la mejor selección de Camerún vistió la casaca celeste en la Libertadores de 1997

En octavos, después de haber empatado con Minerven 1 a 1 en Caracas, Bolívar recibió a los venezolanos en Oruro, por la misma razón anotada para el caso del Tahuichi, el Siles estaba en los retoques finales para la Copa América. La Academia logró la mayor goleada de su historia al destruir por 7 a 0 al equipo llanero. Antonio Vidal González anotó la friolera de cuatro goles, uno de ellos de penal, Sergio Joao metió dos e Iván Castillo cerró la cuenta. Todo parecía indicar que Bolívar podía aspirar a las semifinales cuando enfrentó a Sporting Cristal en cuartos, al que derrotó en Oruro por 2 a 1 en un partido difícil frente a los peruanos que mostraron ser un rival de mayor fuste que cualquiera de los que habían enfrentado los celestes en esa versión, pero al que derrotaron con solvencia. En la vuelta, sin embargo, se esfumaron las ilusiones. Cristal goleó a Bolívar por 3 a 0.

El equipo del Illimani contó en ese torneo con el camerunés Tomás N’Kono, Jiguchi, Sandy, Rimba, I. Castillo, Borja, Joao, Soria, Salguero, Cristaldo, R. Castillo y Vidal González. Es digno de subrayar que Sandy, Borja, Rimba, Cristaldo y Soria fueron los pilares inamovibles del equipo durante prácticamente una década.

A PEÑAROL A DOMICILIO

De Souza de Peñarol y Ochoaizpur de Bolívar, en un momento del partido que bolívar le ganó a Peñarol en Uruguay en 1998.

En 1998 Bolívar se dio el gusto de derrotar a los mirasoles, cinco veces campeones de la Libertadores. Fue un partido jugado en un lugar inusual, Rivera, pequeña localidad uruguaya. Allí, el equipo de Luis Orozco jugó un partido muy bien plantado en la cancha. Marco Sandy hizo el único gol a los ocho minutos, tras remate que pego en uno de los postes, la pelota quedó cerca del área chica, Sandy coloco el pie y esta entró lentamente en el arco. Todavía Bolívar mantenía la fuerza de una década dorada en la que presentó las mejores alineaciones de toda su larga trayectoria iniciada en 1925. Peñarol, que ya había sido derrotado por el mismo marcador en La Paz con gol de Joao, no tuvo más que rendirse a la incuestionable superioridad celeste.

En octavos, Bolívar superó claramente a Bucaramanga de Colombia manteniendo el invicto en esa instancia con dos contundentes triunfos por 1 a 0 en La Paz y 2 a 1 en Bucaramanga con dos goles de Sergio Joao. Le tocó en (mala) suerte en cuartos el mejor Barcelonade todos los tiempos. El equipo ecuatoriano tenía una planilla de jugadores veteranos de gran categoría futbolística como Morales, De Ávila, Quiñonez o Rosero, y jóvenes talentos como Delgado y Cevallos, que le permitió llegar con sobrados méritos a la final que perdió contra Vasco Da Gama. Empató entonces con Bolívar a 1 en La Paz, y terminó con el sueño boliviano al propinarle un contundente 4 a 0 en Guayaquil.

EL GOLEADOR DE LA COPA 1998

Sergio Joao fue el goleador de la versión 1998 de la Copa Libertadores. Anotó 10 tantos.

El brasileño Sergio Joao, que vistió la casaca celeste, se convirtió en el máximo artillero del torneo con 10 anotaciones, varias de ellas con el equipo jugando como visitante. Por segunda vez, un jugador de un equipo boliviano llegaba al tope de la tabla de goleadores. El primero había sido Juan Carlos Sánchez de Blooming en 1985.

Anuncios

7 pensamientos en “Los Clubes Bolivianos en la Copa Libertadores de América, Capitulo 4. Partidos Memorables 1990 – 1999

  1. Felicidades por la continua información bastante acertada, en esta ocasión quiero hacer algunas observaciones de precisión, aunque la verdad mas basadas en mi memoria, pero que valdria la pena corroborar:
    1. El gol del empate de San Jose contra el Sao Paulo en Brasil fue anotado por Lorgio Antelo.
    2. En 1993 Bolivar empato en Calama con Cobreloa 2-2 y si mal no recuerdo con goles de Sandy y Etcheverry.
    3. El párrafo que menciona la muerte de Mario Mercado tiene errores de fechas, en cuanto a los años.
    4. El gol que Sandy le marco a Peñarol en Uruguay, no fue de cabeza, fue un remate que pego en uno de los postes, reboto y cerca al area chica Sandy coloco el pie y lentamente ingreso el balón.

    Gracias

    Saludos

    • Muchas gracias.
      1. Nuestra base documental son periódicos y la publicación oficial de la Conmebol. El dato que tenemos es Condarco, pero efectivamente, el registro del minuto del cambio en el que ingresó Condarco es posterior al minuto en el que se le atribuye el gol. Mucho le agradeceremos que nos ayude con alguna referencia documental sobre el tema.
      2. No. En 1993 el resultado fue Cobreloa 1, Bolívar 1 con gol de Iván Castillo a los 20 minutos del segundo tiempo.
      3. Tiene razón, dice 1997 donde debía decir 1994, año en que se jugó el partido mencionado. Haremos la corrección.
      4. Correcto, la referencia al detalle del gol de Sandy es la que usted menciona. Lo corregiremos.

      • Es correcta la primera observación, el gol de San José frente al San Pablo fue anotado por Lorgio Antelo, todo hincha santo sabe eso de memoria! de todas formas, el link adjunto es de un video que subió un hincha santo, en el se ve el gol, se distingue a Lorgio Antelo anotando con pase de Alvaro Peña, el relato de Toto Arevalo lo confirma, por favor, corrigan la informacion.Gracias

  2. Saludos

    Se hace mención a una “plantilla millonaria” de Barcelona en 1998.

    Lo cierto es que, ese año, Barcelona armó su equipo en base a jugadores veteranos, de importancia ellos (Marcelo Morales, De Ávila, Quiñónez, Rosero) pero veteranos al fin. Se debe sumar a jugadores (Agustín Delgado, J.F. Cevallos) quienes estaban en plenitud.

    No respondía, precisamente, a una de las plantillas caras que puede ostentar el cuadro màs popular de Ecuador. Son los años posteriores a la salida de Isidro Romero, el millonario presidente del club.

    Plantilla millonaria si fue la que en 1990 eliminó a Oriente Petrolero, con mundialistas como Mario Saralegui, Marcelo Trobbiani, entre otros.

    Saludos cordiales

    Esteban Avila
    @estebanavila
    Quito – Ecuador

  3. La jugada que mencionan que hizo Baldivieso… ya la hacía años antes Oscar Luna en los partidos contra el Bolivar… Obviamente Baldivieso, quiso descontar las afrentas al imitarle el gesto… Muy buena la reseña… Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s