División del Fútbol Profesional (DFP) Campeonato Apertura 2018. Wilstermann, 14 Veces Campeón

14257200w

Se ha cerrado con mucha más pena que gloria el periodo de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, el más largo de la historia del profesionalismo con una duración de 40 años.

Comienza un nuevo momento tras la creación de la División del Fútbol Profesional (DPF) bajo dependencia directa de la Federación Boliviana de Fútbol. Este torneo abrió el cuarto periodo de la historia de nuestro fútbol profesional. El primero bajo control de la AFLP entre 1950 y 1959, el segundo bajo administración de la FBF entre 1960 y 1976, el tercero bajo conducción de la Liga entre 1977 y 2017. La Federación, igual que en 1960, recuperó la administración del profesionalismo al eliminarse la Liga y crearse la DPF.

san_jose_wilster-mkr

El primer campeonato de la nueva estructura con la participación de 14 equipos (dos más que los habituales 12 en la mayor parte del torneo liguero) fue, para decir lo menos, un total fiasco, por un sistema de competición absurdo y carente del más mínimo sentido y de atractivo alguno para el público, para no mencionar el caprichoso reparto de premios traducidos en las participaciones internacionales de los clubes en la Libertadores y en la Sudamericana.

La contienda se organizó en dos fases, la primera en dos series de 7 equipos cada una con algunos partidos “clásicos” interseries que no le interesaron a casi nadie. Para peor no se consideró el gol diferencia y en los partidos de eliminación directa no valió para nada el gol de visitante, con lo que el resultado era irrelevante, daba lo mismo una goleada que un gol de diferencia… Se clasificaron a la “liguilla de ganadores” los cuatro primeros de cada serie y a la de perdedores los 3 últimos de cada serie. La modalidad de esta segunda fase fue la de partidos de ida y vuelta de clasificación y eliminación directa. El campeón y subcampeón de la liguilla de ganadores logró cada uno un cupo en la Libertadores, el tercero, uno en la Sudamericana y ¡el ganador de la liguilla de perdedores un cupo en la Sudamericana!

DfD5SnJW4AA-OUR

Wilstermann obtuvo su décimo cuarto título nacional y el primero de la nueva etapa inaugurada por la División del Futbol Profesional de la FBF

EL CAMPEÓN

Wilstermann fue el más que merecido campeón de un torneo que dominó de punta a punta. No sólo ganó con claridad la primera fase en su serie con siete puntos de ventaja sobre el segundo (Bolívar), sino que eliminó a Blooming y San José para llegar a la final. Sorpresivamente The Strongest le hizo frente, a pesar de ser menos técnicamente que los aviadores. Los rojos perdieron en La Paz por 2 a 1, revirtieron el resultado en Sacaba ganando por 2 a 1 y, en vibrante partido, empataron 2 a 2 en el encuentro de desempate en Sucre. En la definición por penales, después de la serie de 5 y ya en los tiros penales de “muerte súbita”, el equipo aviador logró coronarse campeón.

Wilstermann tuvo como técnico a Álvaro Peña que ajustó perfectamente las líneas que había dejado Mosquera. Contó con una estructura sólida en la que destacaron el incombustible caudillo del equipo Edward Zenteno (a pesar de su lamentable episodio de doping), el joven mediocampista Juan Pablo Aponte, Christian Machado, el carismático y talentoso Serginho, el desequilibrante Pochi Chávez y por supuesto su goleador Gilbert Álvarez.

5b18a1099c731

Emocionante final entre Wilstermann y The Strongest que hizo de los tigres subcampeones del torneo

EL SUBCAMPEÓN

Cuando nadie daba un centavo por el Tigre de Achumani, los atigrados sacaron a relucir su garra. Tras una descolorida actuación en la Libertadores, The Strongest obtuvo el segundo lugar en su serie, nueve puntos detrás de San José. Una vez en la “liguilla” sacó las garras y eliminó a Oriente sin dificultad y a Bolívar que aparecía como claro favorito, en dos partidos muy ajustados de resultado mínimo (1-0 y 1-1). De allí en más estuvo a un tris de ser campeón. jugó de igual a igual con Wilstermann y bien pudo sacar de la casilla de campeón al mejor equipo del torneo. En ese trance se había producido un relevo en la presidencia del club al haber ganado la dirección de la FBF César Salinas, y luego tuvo la incertidumbre de su técnico César Farías que, de un modo poco adecuado, tuvo la doble responsabilidad del club y de la selección nacional. Con todo, Strongest contó siempre con su líder Pablo Escobar y con jugadores interesantes como Carcelen, Marteli, Castro o Veizaga. Una actuación muy por encima de los esperado.

San José logró un claro tercer lugar y mereció más. Ganó con comodidad su serie y a pesar de haber sido eliminado por Wilstermann, vapuleó a Bolívar, el campeón saliente, en la disputa por el tercer puesto del campeonato. Allí estuvo el implacable goleador de este campeonato, el Caballo Saucedo, Melgar y Rodrigo Ramallo, todos bajo la conducción de última hora del DT Eduardo Villegas.

La designación de Vinicius Eutropio como técnico no fue acertada para Bolívar. Los celestes que aspiraban al tricampeonato y que, en los papeles eran los “obvios” candidatos al título nacional, fueron por mucho la gran decepción. Su plantel era, nombre a nombre, el mejor de todos. Allí estaban el Conejo Arce, Callejón, Riquelme (el mejor del plantel), Justiniano, Raldes, Saavedra y un largo etcétera que se cayó irremediablemente tras su ajustada derrota ante The Strongest. Los dos últimos partidos frente a San José por un cupo internacional fueron, por decir lo menos, una verdadera vergüenza (goleada en Oruro, 0-4 y triste derrota en La Paz, 0-2).

El caso cruceño es reiterado pero con el agravante de haber contado nada menos que con 6 equipos en la contienda (40% del total). A pesar de ello, la sequía continúa. Oriente, siendo el mejor de estos clubes, sigue a la deriva en la conducción. problemas diligenciases  y un DT, Clausen, que no se sintió cómodo desde la participación en la Libertadores. La eliminación clara a manos de The Strongest le dio el puntillazo.

Blooming con una actuación discreta en la primera fase e impotente ante la neta superioridad de Wilstermann que lo eliminó sin problemas. Guabirá el mejor de los de abajo, con un mal desempeño en la primera fase, pero imparable en la liguilla de perdedores, lo que le permite un puesto en la Sudamericana. Destroyers no hizo un mal debut en la DFP, tras un retorno después de muchos años, cumplió con lo esperado. Royal Pari es un benjamín sin mayores pretensiones, con algunos destellos pero en el marco de sus modestas posibilidades. Y, finalmente, Sport Boys a la deriva, lejos, muy lejos de su inopinado título nacional de 2015.

En el sur, los equipos potosinos con alguna expectativa, sobre todo Real Potosí que logró pelear con Guabirá un puesto internacional. Nacional en la tesitura de los últimos años, mejor a nivel internacional que a nivel local. Universitario en bajada, en una de sus peores participaciones en torneos nacionales. Aurora, por su parte, muy lejos del campeón, sin ninguna posibilidad de ser un cuadro que logre balancear a Wilstermann en Cochabamba.

wilster7_1.jpg_943190737

Un plantel compacto bajo la conducción de Álvaro Peña, obtuvo un incuestionable primer lugar

Wilstermann, el equipo campeón, tuvo este plantel:

Gilbert Álvarez, Juan Pablo Aponte, Alex Arancibia, Miguel Bengolea, Marcelo Bergese, Pochi Chávez, Shelton Cordero, Enrique Díaz, Sebastián Galindo, Lucas Gaucho, Arnaldo Giménez, Pablo Laredo, Cristhian Machado, Josué Mamani, Alejandro Meleán, Tonino Melgar, Ronny Montero, Omar Morales, Ortiz, Ezequiel Padilla, Pedriel, Alcides Peña, Iván Peredo, José Gabriel Ríos, Juan Carlos Robles, Fernando Saucedo, Serginho, Alex Silva, Óscar Vaca y Edward Zenteno. DT: Álvaro Peña.

Serginho1-Wilstermann.569122d0.fill-750x450

Serginho, el mejor jugador del torneo

El mejor jugador del torneo fue Serginho de Wilstermann, sin haber hecho un campeonato espectacular fue el más destacado de entre los campeones.

carlos_saucedo.jpg_1995527733

El Caballo Saucedo, una vez más máximo goleador del torneo

Una vez más Fernando el Caballo Saucedo de San José marcó la diferencia con 18 goles. Un goleador extraordinario al que los años no le restan poder ofensivo. Lo siguieron Gilbert Álvarez de los rojos con 16 goles y otro veterano, José Alfredo Castillo de Guabirá, con 12 tantos.

57ff81f727663

Emmanuel Franco, el arquero menos vencido del campeonato

El arquero menos vencido fue el argentino Emmanuel Franco de San José.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s