Bolivia en la Copa del Mundo, Capítulo 2. Brasil 1950

emmanuel_braidahotmailcom_52b35c3294485.r_1387487754649.0-0-800-488

Bolivia participó por segunda vez en su historia en una Copa del Mundo en el Torneo organizado por Brasil en 1950. A pesar de ser la peor de las tres ocasiones en que estuvo presente en la justa ecuménica, es un hito de la historia de nuestro fútbol

El Mundial de Brasil, el segundo en Sudamérica, igual que en el caso de Uruguay, sufrió deserciones y tuvo que contentarse con sólo trece selecciones, de ellas seis europeas, cinco sudamericanas y dos norteamericanas. La organización en series se hizo de modo harto arbitrario, con dos series de cuatro equipos cada una, una de tres y una de dos. En el torneo se inauguró el que ha sido el estadio más grande del mundo (hoy ya no lo es) que albergó a 199.854 espectadores en la final, el Maracaná de Río de Janeiro.

wc 1950 cartelll30

Cartel del Mundial de 1950 con la imagen de Río, el recién estrenado Maracaná y las banderas de las selecciones participantes.

La segunda participación boliviana en la Copa fue también por invitación. Originalmente se pensó en organizar una serie eliminatoria que luego, por varios problemas con los equipos sudamericanos involucrados, se desechó. El caso es que Argentina optó por no ir al Mundial por un impase con la CBF originado en su renuncia a participar en el Sudamericano de 1949 y la respuesta brasileña de no autorizar al club Bagú a jugar una serie de partidos en la Argentina. Esa decisión determinó que no hubiese eliminatoria y Bolivia fuera, como los otros participantes sudamericanos (Chile, Paraguay y Uruguay) invitada al campeonato.

Gobernaba el país Mamerto Urriolagoitia, en un periodo que marcaba el final de la etapa conservadora del país previa a la Revolución de 1952. Bolivia armó su cuadro con la base de la selección que jugó el Sudamericano de 1949 en el que tuvo una destacada participación. Pero en el último partido preparatorio frente a Chile en Santiago en marzo de 1950, la selección cayó derrotada por 5 a 0, lo que determinó un cambio importante. El técnico Félix Deheza fue destituido y la FBF nombró al italiano Mario Pretto, director técnico de Litoral, el elenco financiado por el empresario Domingo Soligno dueño de la fábrica “Lanificio Boliviano” y representante de la colonia italiana en Bolivia. Litoral había sido tricampeón paceño (1947-1948-1949) y el último campeón del fútbol amateur de La Paz. Había participado además en el primer Torneo Sudamericano de Clubes Campeones jugado en Chile en 1948.

bolivia 1950

La selección nacional posa antes del comienzo del encuentro frente a Uruguay

Pretto convocó a este plantel: Víctor Algarañaz, Alberto Achá, Duberty Araoz, Vicente Arraya, Víctor Brown, José Bustamante (capitán), René Cabrera, Roberto Caparelli, Leonardo Ferrel, Benedicto Godoy, Antonio Grecco, Juan Guerra, Beningno Gutiérrez, Eduardo Gutiérrez, Benjamín Maldonado, Mario Mena, Héctor Saavedra, Víctor Agustín Ugarte y Antonio Valencia. Un total de diecinueve jugadores, dos de ellos nacionalizados; los argentinos Grecco y Caparelli.

litoral 1949

Litoral tricampeón del amateurismo paceño, 1947, 1948, 1949, fue la base de la selección mundialista

Sin duda Litoral fue la base de ese seleccionado como lo había sido del de 1949. Araoz, Algarañaz, Brown, Bustamante, Capparelli, Grecco, Beningno Gutiérrez y Valencia eran de Litoral. Cabrera, Eduardo Gutiérrez y Saavedra de Always Ready. Mena y Ugarte de Bolívar. Achá y Ferrel de The Strongest. Arraya de Ferroviario. No hemos podido identificar los equipos en los que jugaban Godoy, Guerra y Maldonado.

Presidió la delegación boliviana el entonces presidente de la FBF Alfredo Galindo Quiroga. La sede del Grupo 4, integrada solamente por Bolivia y Uruguay, se disputó en la ciudad de Belo Horizonte.

13. BOLIVIA 1950

Para el Mundial de 1950 se editó un álbum de figuritas coleccionables de los jugadores. esta la página de Bolivia con varios errores. Nótese que Ugarte aparece como Algarañaz y a la inversa, o Caparelli como Bustamente y al revés. En todo caso es una hermosa rareza de la época

La selección llegó a Río de Janeiro el 12 de junio de 1950, veinte días antes del partido frente a los charrúas. Pidió que la FIFA pague, como se había comprometido, 25 cruzeiros por jugador por día de estancia en el torneo. Los organizadores alegaron que el tiempo de antelación de llegada de la delegación era excesivo. Bolivia amenazó con retirarse si el compromiso no era pagado. La FIFA, que ya había experimentado la deserción de India, Turquía y Argentina, aceptó y pagó ante la eventualidad de una crisis seria en la organización del campeonato.

Ataca Uruguay. Los celestes fueron un vendaval sobre el arco del

Ataca Uruguay. Los celestes fueron un vendaval sobre el arco del “Chembo” Gutiérrez.

El 2 de julio de 1950 en el estadio Independencia de Belo Horizonte ante 25.446 espectadores, se decidió la clasificación a la fase final en un solo partido entre los dos únicos equipos de la serie. Bolivia alineó a Eduardo “Chembo” Gutiérrez en el arco; en la defensa Alberto Achá y José Bustamante (capitán); el medio campo contó con Antonio “Guatón” Valencia, Leonardo Ferrel y Víctor “Camba” Algarañaz; en el ataque Antonio Grecco, Benigno Gutiérrez, Roberto Caparelli, Víctor Agustín “Maestro” Ugarte y Benjamín Maldonado.

images

Selección uruguaya que aplastó a Bolivia y se consagró campeona del mundo.

Uruguay alineó a Máspoli, Ghiggia, Vidal, Tejera, González, Schiaffino, Pérez, González, Varela, Miguez y Rodríguez Andrade. El mismo equipo que ganó el Mundial salvo Gambetta y Morán.

Este fue uno de los partidos más catastróficos de la selección. Una de las tres peores goleadas de su historia. Es cierto que enfrentó al mejor Uruguay de siempre, al que selló una de las páginas de oro de la Copa del Mundo con el “Maracanazo” que enmudeció y destruyó las ilusiones de Brasil y logró el segundo título mundial para su selección.

BRASIL 1950 (URUGUAY 8 - BOLIVIA 0)

Uno de los pocos ataques bolivianos sobre el arco de Máspoli

El encuentro fue un mero trámite desde que Miguez abrió la cuenta a los 14’ del primer tiempo con remate desde el borde del área. El equipo nacional carecía de la mínima coordinación y no tuvo oportunidad alguna de frenar la avalancha celeste que llegó especialmente por las dos puntas. Vidal aumentó a los 18’ con remate cruzado desde la izquierda. Schiaffino anotó el tercero a los 23’, el cuarto llegó a los 40’ del botín de Miguez. El juego estaba ya sentenciado, pero la tormenta no cesó en la segunda fracción.

ESCENA-DEL-PARTIDO-QUE-UR

Ataque uruguayo, enredo en el área boliviana, Defienden Bustamante (2) y Valencia (5).

A los 6’ Miguez volvió a anotar. Schiaffino a los 9’ hizo el mejor gol, una triangulación en el límite del área chica iniciada por un pase de Miguez cuando la pelota estaba a punto de salir. Schiaffino, tras cuatro pases superando con habilidad a los defensores bolivianos, no tuvo más que empujarla con clase. El séptimo lo hizo Pérez a los 38’ y cerró Ghiggia a los 42’. Uruguay siguió su camino empatando 2 a 2 con España, derrotó 3 a 2 a Suecia y ganó el Mundial en su cuarto partido al matar a Brasil, dueño de casa, por 2 a 1.

Fragmento del Afiche oficial del Mundial de Fútbol de 1950

Fragmento del Afiche oficial del Mundial de Fútbol de 1950

La selección volvió al país con la derrota y la humillación de haber recibido uno de los más abultados resultados de la Copa del Mundo. El 25 de mayo de ese año se había creado el profesionalismo en el país, de modo que el equipo Bolivia había quedado a caballo entre el fin del amateurismo y el inicio del fútbol rentado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s