Bolivia en la Copa América, Capitulo 3. 1967 – 1995

En Montevideo se cerró una etapa histórica de los sudamericanos con partidos en sede única. Por un tiempo pareció que el torneo había muerto y que formaría parte de los recuerdos. La importancia creciente de la Copa Libertadores de América, el supuesto desplazamiento en el interés de los países a favor de las Eliminatorias mundialistas, fueron factores que abrieron una larga brecha de ocho años y un cambio radical de la modalidad de disputa del campeonato, que se volvió a jugar en 1975.

1967 (URUGUAY) EL FIN DE LA UTOPÍA

Sudamericano de 1967. los argentinos Artime y Rojas cargan sobre el arco boliviano. Defienden Ágreda, Palenque y Zabalaga en el centro del arco, Issa a punto de contener el balón.

La cita fue en Uruguay, en Montevideo. Allí Bolivia sepultó la utopía nacional de haberse convertido en una “nueva potencia futbolística”. Las cosas volvieron a su lugar y algunos de los hombres que llegaron a esta competencia a defender el cetro de campeones terminaron  su carrera en la selección. De los campeones del 63 estuvieron Blacutt, Camacho, R. López, Quinteros, Palenque, Herbas García y Zabalaga. El desastre fue total. Por primera vez en un Sudamericano Bolivia no hizo un solo gol. Perdimos con el Uruguay de Pedro Virgilio Rocha por 4 a 0, curiosamente la Argentina de Roma, Marzolini, Albretch, Bernao,  Artime, Rojas y Más apenas pudo ganarnos por 1 a 0, otro resultado mínimo lo logró el Paraguay de Bobadilla y Mora. Lo triste fue cuando el 28 de enero Venezuela que debutaba en campeonatos sudamericanos con un equipo desconocido goleó a los campeones del 63 por 3 a 0 (2 a  Issa y 1 a Cobo). El equipo dirigido por Carlos Trigo dio la nota final del fracaso, lo de Venezuela fue una humillación (ratificada con creces 18 años después por el cuadro del “Chamaco” Rodríguez en Caracas). El cierre fue un discreto empate sin goles con Chile. El cuadro volvió silencioso y amargado a La Paz.

En Montevideo termino la carrera excepcional en la selección de hombres como Wilfredo Camacho, Ausberto García, César Sánchez y Rolando Vargas.

1975 (VARIAS SEDES) EL TORNEO CAMBIA DE NOMBRE

En la Copa América de 1975, Oruro fue por única vez sede oficial de la selección. "Calichín" Morales domina la pelota frente a Perú, Bolivia perdió ese partido 1 a 0.

Como ya dijimos, la CSF decidió resucitar el campeonato y cambiar la modalidad de disputa. Se desechó entonces la idea de la sede única y se optó por la modalidad de partidos de ida y vuelta con dos series de tres equipos y una de cuatro. El entrañable denominativo histórico de Campeonato Sudamericano fue definitivamente sustituido por el de Copa América, apelando al nombre de la Copa que en cada torneo se entrega al campeón y que tiene carácter rotativo.

A Bolivia le tocó medirse  con Perú y Chile. Fue una nueva era del campeonato para un nueva era de jugadores nacidos en la década de los años setenta. Era el tiempo de ese “cuadrado mágico” del mediocampo, dos de cuyas piezas jugaron en Oruro, Ovidio Mezza y Eduardo Angulo. La confrontación coincidió con la hora de la demolición del viejo estadio Siles, concebido por don Emilio Villanueva en 1930. La FBF decidió defender el preciado tesoro de la altura y habilitó para la selección por primera y única vez el estadio Jesús Bermúdez de Oruro a 3.740 metros sobre el mar. Allí jugaron Chile y Perú a fines de julio. Bolivia formaba con Jiménez, Angulo (todavía marcador), Rojas (sobreviviente del 69), Lima y del Llano, Liendo y Mezza, “Calichin” Morales, Linares, “Tamayá” Jiménez, y Pariente. Alternaron Freddy Vargas y el “Tanque” Díaz (otro de los del 69). Bolivia venció a Chile por 2 a 1. Era  nuestra primera defensa como locales en un sudamericano desde los éxitos de 1963. “Para variar” empezamos perdiendo ante la apertura de Gamboa de Chile a los 40 de la primera fracción. En el segundo tiempo y no sin extremas dificultades, los nuestros emparejaron con gol de Ovidio Mezza de penal a los 15 y otra vez Mezza, la máxima estrella boliviana de esos años, a los 30 del segundo tiempo.

Con Perú las cosas marcharon mal. El equipo albirrojo tenía algunas de las glorias del 70 como Chumpitaz y Ramírez y una generación que en 1978 daría  que hablar, Cubillas, Oblitas y Rojas. Caímos por 1 a 0 con gol del legendario “Cachito” Ramírez.

En los partidos de vuelta se terminó el negocio; 1-3 ante Perú (otra vez Mezza) y 0-4 frente a Chile. Ese campeonato lo ganó precisamente Perú en final frente a Colombia.

1979 (VARIAS SEDES) AL RITMO DE LA PAZ

Copa América 1979, La Paz. Carlos Aragonés, uno de los grandes de nuestro fútbol posa antes del partido junto a Daniel Pasarella capitán de la selección argentina que el año anterior había ganado la Copa del Mundo. Bolivia derrotó a los campeones por 2 a 1.

En el sorteo de este torneo nos “beneficiaron” con Argentina que todavía celebraba su título mundial y Brasil con el curriculim de su tri-campeonato universal. El 18 de julio en encuentro nocturno jugamos en La Paz con los argentinos de Menotti capitaneados por Pasarella. Bolivia a decir de Lorenzo Carri “salió con una trica de siete y parecía luchar contra escalera servida, pero la trica fue suficiente”. El 0-1 inicial del “Zurdo” López, que luego brillaría con la celeste de Bolívar innumerables veces en ese estadio, fue equilibrado tras tiro libre de Miguel Aguilar bordado por Jesús Reynaldo a los 29 minutos. A los 21 del segundo tiempo, otra vez Reynaldo hizo la diferencia tras pase de Erwin “Chichi” Romero, 2 a 1. Quizas  a los albicelestes les faltó la maestría de Maradona que recién alineo  en el partido de revancha. Fue un triunfo resonante dada la talla de los rivales, y fue también un desquite de la derrota paceña frente a los argentinos producida en las elminatorias de 1973. Romero era ya una figura de primera magnitud de nuestro futbol y lo demostró en ese encuentro, junto a otros jugadores de talento como Carlos Aragonés Angulo y Aguilar. Por entonces comenzaba a despuntar quien sería  un gran capitán de los verdes, el mediocampista Carlos Borja.

Estadio Siles. Carlos Aragonés empata transitoriamente el partido frente a Brasil. El propio Aragonés marcaría de cabeza el gol del triunfo frente a la selección verde amarilla que traía todo su equipo titular. El encuentro terminó 2 a 1.

El plato fuerte llego el 27 de julio (exactamente diez años después del Bolivia 3 Argentina 1 de La Paz). Los brasileños llegaron con gran despliegue (agua propia incluso) y un terror a la altura que dejó a Zico en el hotel Sheraton. Pero además de la altura estuvieron Carlos C. Jiménez, Ramiro, Vargas, Edgar Vaca, Windsor Del Llano, Erwin Espinoza, Angulo (Pablo Baldivieso), Borja, Erwin Romero (David Paniagua), Reynaldo, Carlos Aragonés (que con Romero completó el cuadrado mágico) y Aguilar. A decir de Carri “el equipo de Coutinho se fue desinflando antes de que el aire le faltará, antes de que las cifras le fueran adversas, antes de ser verdaderamente derrotado”. Una mano de Espinoza dio el 1 a 0 a Brasil (Roberto) cuando promediaban 30 minutos de la primera mitad. La historia parecía decidirse a favor del poderoso equipo verde amarillo. Sin embargo, cinco minutos después, llegó el empate también por penal, obra de Aragonés. A los 18 minutos del segundo tiempo se produjo un corner que sirvió Aguilar y ese gran cabeceador que era Aragonés selló el triunfo verde. Allí quedaron Oscar, Amaral, Junior, Carpegiani, Roberto, Ze Sergio y Renato. Bolivia hizo más y mejor fútbol, Brasil busco el empate mas atado que sus predecesores de 1963; entonces, los jóvenes y menos “gigantes” hicieron un partido mucho más difícil para los bolivianos que esta constelación de figuras.

En la vuelta los resultado nos eliminaron sin mucho estrépito. 0-3 frente al equipo de Maradona que anotó un gol y no pudo ser controlado por Eduardo  Angulo que terminó expulsado. En el Morumbí de Sao Paulo los brasileños se tomaron revancha con un resultado relativamente ajustado, 2 a 0. Fue, con todo, una muy buena performance del equipo dirigido por Ramiro Blacutt, al punto que desplazamos a la Argentina al tercer lugar y nos colocamos detrás de Brasil que clasifico a la siguiente ronda. Ganó el campeonato Paraguay.

1983 (VARIAS  SEDES) NI CHICHA NI LIMONADA

La selección que disputó la Copa América de 1983. De pie, W. Camacho, técnico, F. Salinas, D. Paniagua, R Perez, Terrazas, Castillo, J. Peña, Hoyos y R. Coímbra. Segunda fila: O. Mezza, Camacho, Revollo, S. Rojas, J. Villarroel, R. Vargas, Urizar, y M. Aguilar. Primera Fila: J. Reynaldo, E. Romero, Zambrana, C. Borja, M. Melgar, Arias y Vaca

Con esta versión concluyó la experiencia de la Copa América disputada al estilo de la Copa Libertadores. Sus resultados no fueron alentadores desde el punto de vista económico, sobre todo para los grandes. A partir de 1987 se volvió a la sede única.

Nuestra participación de 1983 nos dejó un cierto gusto a nada. Nos tocaron Perú y Colombia. De la mano de Romero que paseó por la vitrina de Lima y Bogotá con gran repercusión de crítica, empezamos perdiendo como locales frente a Colombia por 1 a 0 en un pardito pálido y lento que se cerró en un contragolpe y un gol de Valderrama (Didí, no el Pibe) que rompió un invicto de 45 años frente a Colombia y el invicto paceño en este torneo. Los colombianos comenzaron a mostrar un repunte que a la vuelta de una década los convirtió en una de las indiscutibles potencias futbolísticas  continentales, después de haber sido simple comparsa durante décadas. Históricamente el futbol de Colombia fue hasta este 1983 siempre menos que el de Bolivia, como lo probó el invicto hasta este partido  y el 4 a 0 de 1949.

Pero lo triste fue lo de Perú. En La Paz, Bolivia tocó con partitura y demostró un juego que no vimos en muchos años en nuestro representativo. El concierto manejado por “Chichi” Romero parecía perfecto a no ser por la falta de gol. Mezza construyó dos o tres medio de goles que se perdieron en los pies de Silvio Rojas y Paniagua. El propio Romero abrió la cuenta del partido y la de su propia cuota de goles en la selección. A los 43 minutos de la segunda etapa Navarro se escapó y anotó un empate injusto en un partido que daba para goleada y que fue un show de futbol verde.

En Bogotá Bolivia ratificó lo dicho empatando un parido que iba 0-2 con los pies de Milton Melgar y la cabeza de Rojas, en una heroica recuperación ante una selección que daba por hecho un fácil resultado en su favor. Los bolivianos tenían un respetable medio campo que desde la segunda mitad de los setenta ha sido una de las características más destacadas de nuestro fútbol. Así las  cosas, aún podíamos clasificarnos en Lima pero (no ocurrió lo del 53) perdimos por 2 a 1 planteando un esquema defensivo que no podía dar otro resultado que ese. Goles de Leguía y Caballero para el Perú en la primera fracción y el descuento de Paniagua par Bolivia apenas comenzando  el segundo periodo. El campeonato lo ganó Uruguay en final frente a Brasil.

1987 (ARGENTINA) EL GRIS COMIENZO DE UNA NUEVA ERA

Copa América de 1987. La estrella colombiana, el "Pibe" Valderrama, carga sobre el arco boliviano y enfrenta a Luís Galarza

La CSF echó pie atrás y decidió volver a la modalidad de una sola sede, aunque con algunas variantes. El campeonato que desde 1959 se había transformado en cuatrienal, comenzó a disputarse cada dos años (modalidad que tuvo vigencia hasta 2001). En el periodo 1916-1959, sobre todo por los denominados campeonatos extras, no siguió una regularidad determinada, en ocasiones se hizo cada año, en otros momentos cada dos y alguna vez pasaron más de seis años entre uno y otro. Esta versión que recuperó la sede única no caminó económicamente muy bien, sobre todo por la conformación de las series que determinó muy pocos partidos en el arranque para los equipos eliminados en la primera vuelta.

A Bolivia le tocaron en su serie Colombia en pleno  y espectacular ascenso y Paraguay que en los dos últimos campeonatos había obtenido un titulo y un tercer lugar. Nuestra presencia se hizo con un equipo poco armado que jugó solo dos partidos preparatorios y que obtuvo resultados francamente mediocres. Comenzó a vivirse además un drama que ya se había experimentado en 1967, el cero absoluto de efectividad.

El 28 de junio debutamos contra Paraguay en Rosario en medio del frio y húmedo invierno argentino. El equipo tenía a jugadores sin mayor significación en la historia de la selección como Wilson Avila, Félix Vera, Carlos Arias (no el arquero de los años dos mil) o el propio Roly Paniagua que nunca cuajó a pesar de las grandes expectativas que sobre él se tenían, alternando  con hombres más experimentados como Marco Barrero, Miguel A. Noro, Rolando Coimbra o con figuras,  las menos, como Borja y Melgar. El resultado del partido fue empate a 0,  en un derroche de fuerzas y agresividad entre ambos rivales.

A la Colombia de Higuita, Perea, Redín, Valderrama (este sí, el Pibe) y De Avila no la pudimos frenar. Valderrama primero e Iguarán después, colocaron un claro 2 a 0 a favor de los colombianos que llegarían al tercer lugar en el torneo. Fue campeón Uruguay.

1989 (BRASIL) EL FANTASMA DEL CERO

Copa América 1989. Dos capitanes de leyenda. Uno de los mejores jugadores de la historia, Diego Armando Maradona y el gran capitán boliviano, Carlos Borja.

Cuarenta años después de nuestra brillante participación en el sudamericano  de 1949 de Brasil, ese país convocó a una nueva versión de la Copa América. La fecha coincidía con la preparación de los equipo del continente para las eliminatorias de la Copa  del Mundo. Bolivia se preparó concienzudamente con una serie de partidos amistosos de resultados más bien adversos, antes  de este torneo que en muchos sentidos era también un ensayo previo a las eliminatorias. Nos tocó jugar en Goiana, una población menor del coloso brasileño donde nos eliminamos con Uruguay, Ecuador, Chile y Argentina.

De la mano del argentino Jorge Habegger, técnico de Bolívar y del seleccionado, el equipo protagonizó una desafortunada actuación que revertiría con creces en la eliminación mundialista. Allí estaban Barrero en el arco (que fue sustituido en el último partido por Luis Galarza), Romer Roca, Ricardo Fontana (que debutó en este año en la selección a pesar de su veteranía), Eligio Martínez (un paraguayo recio en la defensa). Marciano Saldías, Eduardo Villegas, Borja ya consagrado mediocampista, acompañado de Milton Melgar con experiencia notable en la Argentina, Erwin Sánchez y Marco Etcheverry, dos de las grandes figuras de los noventa que maduraban entonces y Arturo García que prometía como goleador, pero que en la selección nunca caminó. También estuvieron en esos partidos Ramiro Castillo, Arias, Miguel Ángel Rimba  que sería marcador de punta fijo del equipo, Alvaro Peña y  Fernando Salinas goleadores que estuvieron entonces con la pólvora mojada,  Roly Paniagua y Francisco Takeo  intentando reforzar el medio campo y la delantera.

El debut fue el 4 de julio frente a Uruguay y el resultado fue contundente, un 3 a 0 para los celestes que en veinte minutos nos terminaron sin discusión. Luego vino Ecuador que estaba en un proceso de largo aliento dirigido por Dussan Draskovic y que aspiraba a salir del fondo del futbol sudamericano en el que se había movido tradicionalmente. El partido fue muy equilibrado y dejo como saldo un 0 a 0 que no convenció a ninguno de los dos equipos. El 8 de Julio enfrentamos al Chile de Astengo, Olmos, Pizarro, Hurtado y Covarrubias. Los trasandinos nos dieron un baile, dejando en la pizarra el marcador de 5 a 0 con dos goles en el primer tiempo (Olmos y Ramírez) y tres en el segundo (Astengo, Hurtado y Ramirez ). Barrero jugo su peor partido como seleccionado y se comió un par de goles. La desazón en el país  fue general y la expectativa para nuestro último partido fue negra, pues nos tocaba Argentina. Contra todo pronostico, aunque no pudimos abrir el marcador como ocurrió en todo el campeonato, logramos un esforzado empate 0 a 0. Argentina tenia un equipo de transición dirigido por Bilardo. Allí estabán Brown, Díaz, Enrique, Gorosito, Alfaro Moreno y Canniggia, todos bajo la batuta de Maradona.

Quedamos eliminados sin más en un campeonato que ganó Brasil, el dueño de casa.

1991 (CHILE) QUIERO PERO NO PUEDO

Copa América 1991. Bolivia enfrentó a Brasil con gran juego, perdió estrechamente por 2 a 1. Trucco despeja un ataque brasileño. Baldivieso sigue la jugada.

Para este campeonato disputado en Chile, Bolivia presentó un equipo que comenzaba a consolidarse y que tenía ya la columna vertebral que permitiría el éxito de 1993. Atrás Rimba, en el medio retrasado Borja, como rotor del equipo Melgar, en la creación Sánchez y Etcheverry. Serían héroes dos años después. Pero en este campeonato los resultados estuvieron por debajo de los méritos de un equipo que mereció por lo menos la satisfacción de un par de triunfos que no se dieron.

Bolivia fue de más a menos. Nos tocó jugar en Viña del Mar frente a Uruguay, Brasil Colombia y Ecuador. En el arranque el 7 de Julio frente a Uruguay los nuestros hicieron un gran partido. A los 17 minutos del primer tiempo Juan Berthy Suárez abrió e marcador tras gran jugada del medio campo nacional. El triunfo parcial se mantuvo con relativa tranquilidad hasta el minuto 29 de la segunda etapa, en el que Castro logró emparejar cuando era más  probable un segundo gol boliviano que el empate del Uruguay. Con todo, Bolivia demostró calidad, buen  manejo de pelota en el medio sector y cierta claridad para los ataques.

En el segundo partido frente al siempre temible Brasil, Bolivia, que dirigía Ramiro Blacutt tildado siempre de conservador, planteó un esquema defensivo que debió modificarse al recibir primer gol en contra a los 4 minutos y de penal. A partir de allí Bolivia no se animó a jugar de igual a igual, salvo alguno pasajes del encuentro. El 2 a 0 llegó a los 4 del  segundo tiempo y el descuento nacional, cuando el partido moría, por la vía del tiro penal obra de Sánchez que acortó distancias.

El tercer rival, Colombia, no pudo repetir lo de Rosario. Bolivia se plantó muy bien en el campo y no permitió que el “Pibe” Valderrama hiciera de las suyas. En un partido muy equilibrado logramos un 0 a 0 que pudo incluso volcarse a nuestro favor. Pero el dramático déficit de gol de los verdes fue otra vez factor decisivo para ese resultado.

Lo que debió ser  una digna despedida se convirtió en un terrible marcador en contra, frente a un rival tradicionalmente inferior como lo demostraban los datos históricos hasta entonces. En las segundas mitades de ambos tiempos los ecuatorianos liquidaron el pleito con un contundente 4 a 0. Allí estaban Aguinaga, Capurro, Quiñones, Carcelén y otros jugadores con mentalidad ganadora que borraron al medio campo nacional. Los excesivos toques intrascendentes y una rotación que nunca pasaba de tres cuartos de cancha aniquilaron a Bolivia. Quedamos eliminamos irremisiblemente y otra vez en la primera fase de la Copa. Fue campeón Argentina.

1993 (ECUADOR) CON UN FUTBOL DIGNO

La Copa América comenzó en esta versión a abrir sus puertas más allá del limite del continente sudamericano. Por primera vez participaron otros dos equipos de América, México como ganador de la serie eliminatoria de la CONCACAF y Estados Unidos como país sede del Campeonato del Mundo. Precisamente uno de ellos, México, nos tocó en la serie junto a Argentina y Colombia. También esta vez el torneo sirvió como aperitivo   de las eliminatorias. Bolivia venía de un intenso trabajo preparatorio en Europa, Centro y Norteamérica, a las órdenes de Xabier Azkargorta. El último partido previo había sido un desastre, al perder Bolivia por 3 a 1 como local frente a Chileen La Paz

Copa América 1993. Milton Melgar, el mediocampista de oro del fútbol nacional, al lado de Hugo Sánchez el goleador histórico de la selección mexicana. El partido terminó 0 a 0.

. Las expectativas eran poco menos que nulas. Por si fuera poco, en el debut nos tocaba Argentina.

La base de la selección que jugó las eliminatorias de 1993, salvo Carlos L. Trucco, fue la que disputó esta lid. Darío Rojas, Juan Manuel Peña, Gustavo Quinteros, Marco Antonio Sandy, Miguel Ángel Rimba, Carlos Borja, Milton Melgar, Marco A. Etcheverry, Julio César Baldivieso, Ramiro Castillo, Jaime Moreno, Álvaro Peña, Modesto Soruco, Luís Héctor Cristaldo y Erwin Sánchez, Es decir, el mejor equipo boliviano de la historia que jalonó de éxitos al país en el periodo 1993-1997.

Los argentinos presentaron todo el potencial que tenía a mano su técnico Alfio “Coco” Basile. Bolivia  mostró una notable disciplina táctica y una muy bien plantada defensa que contuvo el dominio argentino sin mayores problemas. Un par de sofocones fue todo, entre ellos el gol de Batistuta  que casi literalmente arrastró a la defensa con su potencia y derrotó a Darío Rojas a los 9 minutos del segundo tiempo. El partido terminó 1 a 0.

Con Colombia el partido se planteo más abierto, con posibilidades ofensivas y buen trato de balón. A los 15 minutos Etcheverry anotó un soberbio gol que dejó paralogizados a los colombianos. Tres minutos después un penal ejecutado por Maturana puso las cifras definitivas del 1 a 1. Muy pronto la maquina colombiana comenzó a aceitarse y, salvo un par de ocasiones, el peso del partido estuvo en el área boliviana, en la que la defensa nuestra mostró capacidad y tranquilidad.

En la despedida nos quedó un sabor amargo. Bolivia clasificaba con el triunfo y mereció ganar. México fue un pálido equipo en comparación a los notables partidos que haría. Vistiendo camiseta y pantalón blanco, los bolivianos manejaron el partido pero, ¡qué novedad¡, carecieron de capacidad para definir y anotar. Con todo, la boliviana fue presencia digna, hicieron buenos partidos y lograron resultados aceptables aunque insuficientes. No es casual que los tres primeros en este campeonato fueran precisamente Argentina, campeón, México y Colombia.

1995 (URUGUAY). ¡POR FIN UNA SEGUNDA FASE!

Entrada al Estadio Centenario de Montevideo en la Copa América de 1995

Desde que se implementó el sistema de avance por fases (1975), no habíamos podido pasar nunca de la primera instancia. El torneo de Uruguay se convirtió así para Bolivia en un campeonato en el que la selección recuperó confianza en su propio potencial. El equipo base era el mismo armado en 1993 por Azkargorta con unos pocos nombres nuevos esta vez bajo la dirección técnica de Antonio López que había sido segundo del vasco: Óscar Sánchez, Mauricio Ramos, Juan Carlos Ruiz, Miguel Mercado y Demetrio Angola.

Debutamos frente a la Argentina en Paysandú. Fue un partido totalmente parejo en el que los verdes se pararon en la cancha con gran solvencia, hasta los 70 minutos el marcador estaba en blanco, los de Simeone y el “Burrito” Ortega lograron abrir el marcador por medio de Batistuta (¿Cuándo no?). Cinco minutos después en una corrida fabulosa, Angola se coló en la defensa albiceleste y logró el empate, pero a los 81 Abel Balbo selló el triunfo argentino.

El 11 de julio fue histórico. Nos tocó Estados Unidos, un equipo aguerrido y sin concesiones. El “Diablo” Etcheverry a los 23 minutos rompió el maleficio de dieciséis años (desde 1979) y veinte partidos sin conocer el triunfo en la Copa América (el último había sido frente a Brasil en La Paz).

Con Chile jugamos el mejor partido de esta Copa. El empate a dos fue mentiroso. Bolivia mereció claramente ganar. Perdía por 2 a 0 con goles de Basay en los diez primeros minutos del segundo tiempo. La remontada gue espectacular. Mercado a los 78 y Ramos a los 87 lograron el empate. Bolivia era un turbión. Le faltó tiempo para lograr un triunfo muy trabajado. Lo importante es que el resultado nos clasificó a los cuartos de final.

Óscar Sánchez quien se consagró como uno de los mejores jugadores bolivianos de esta Copa América

Nos tocó en suerte el peor rival, Uruguay, anfitrión del campeonato. El 16 de Julio en el Centenario enfrentamos a los charrúas ante 50.000 aficionados. Gol uruguayo de vcestuario, al minuto Otero abrió la cuenta frente a Trucco. Bolivia, a pesar de ello resistió con srrenidad. A los 30 Uruguay aumentó por medio de Fonseca. El partido bajó de ritmo. En el segundo tiempo Óscar Sánchez de tiro libre descontó a los 71 y abrió una ventana de esperanza, pero no pudo ser. El partido terminó 2 a 1. Bolivia mostró su mejor cara en muchos campeonato. Uruguay fue el campeón.

Anuncios

11 pensamientos en “Bolivia en la Copa América, Capitulo 3. 1967 – 1995

  1. Solo un dato para corregir, en 1967, en el partido Bolivia (0) – Venezuela (3), el arquero titular era Jose Issa. El primer tiempo termino (0) – (0) y en el descanso el Tecnico Carlos Trigo, dispuso el ingreso de Griseldo Cobo en el arco. Fue a Cobo a quien le marcaron los 3 goles venezolanos

    • Su información es incorrecta.En efecto, Issa jugó el primer tiempo y Cobo el segundo, pero Issa recibió dos goles y Cono uno. La progresión de los goles venezolanos: Ravelo a los 20 y 39 minutos del primer tiempo y Santana a los 22 minutos del segundo tiempo.

  2. Respecto al partido Bolivia (0) – Venezuela (3), disputado en el Sudamericano Montevideo 67, segun la pagina RSSSF, que administra las estadisticas oficiales, la progresion de los goles venezolanos fue: Scavino a los 59′, Santana a los 67′ y Ravelo a los 84′. Esta misma informacion esta registrada en Wikipedia

  3. Respecto al partido Bolivia (0) – Venezuela (3), disputado en el Sudamericano, Montevideo 67, revise publicaciones de la epoca y puedo afirmar que el 1er tiempo de ese encuentro termino (0) – (0). Definitivamente, fue a Cobo a quien le marcaron los 3 goles venezolanos. Aprovechando la oportunidad, revise mas datos de ese certamen, los cuales son interesantes. Griceldo Cobo, disputo el partido contra Uruguay y el 2do tiempo contra Venezuela, en total le marcaron 7 goles. Jose Issa, actuo contra Argentina, Paraguay, Chile y el 1er tiempo contra Venezuela y recibio 2 goles en total. Algo mas, la prensa acreditada al certamen, incluyo a Issa, en el “equipo ideal” del campeonato

  4. Si Bolivia en la actualidad tuviera jugadores de la garra, mentalidad e intuciasmo de aquella seleccion de 1983, en la actualidad estuvieramos clasificados al Mundial y/o los Mundiales que no se clasificó; la verdad que no e tenido la oportunidad de verlos al vivo ya que nací en ese año pero basta con ver un video y habla por si solo….actualmente no se suda con garra la camiseta…

  5. EL SITIO ES EXCELENTE ¡¡¡, LOS FELICITO ¡¡¡.
    PUEDO TENER MATERIAL DE FOTOS Y VIDEOS PARA APORTARLES.
    SALUDOS
    CLAUDIO APUT. SAN CARLOS CENTRO, PROVINCIA DE SANTA FE. ARGENTINA

      • PUEDE PASARME UNA DIRECCION DE E-MAIL PARA ENVIARLE FOTOS ?
        LOS VIDEOS VERIA COMO ENVIARLOS, ENTRE OTROS TENGO UNOS MINUTOS DE LOS PARTIDOS QUE BOLIVIA JUGO CONTRA HUNGRIA EN 1977.-
        USTED SABE SI SE PUEDEN CONSEGUIR IMAGENES EN VIDEO DE LOS PARTIDOS QUE BOLIVIA JUGO VS URUGUAY Y VENEZUELA POR LAS ELIMINATORIAS DEL MUNDIAL 78 ??
        SALUDOS CORDIALES. CLAUDIO

  6. “Milton Melgar, el mediocampista de oro del fútbol nacional, al lado de Hugo Sánchez el goleador histórico de la selección mexicana.”

    Hugo Sánchez no es el goleador histórico de la selección mexicana, ese honor es de Jared Borghetti (46 goles).

    Lo que más recuerdo de ese partido fue la sublime actuación de Jorge Campos parando la artillería boliviana ante un zaga tricolor que hizo agua y una criminal entrada de Sandy a Claudio Suárez, como la que anteriormente le propino a Darío Franco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s