División Profesional (DP) Campeonato Apertura 2019. Bolívar, Título 29 para la Academia

2019051919120871945

Fue un campeonato discreto en lo futbolístico, con una primera mitad en la que apareció alguien no invitado, Nacional Potosí, que parecía comerse a todos crudos. pero poco a poco las cosas volvieron a su lugar…

En la segunda mitad aparecieron los candidatos de siempre, Bolívar y The Strongest, a los que se sumó Blooming y, por supuesto, el equipo potosino. Fue un momento de incertidumbre y de opciones para todos, hasta que en los últimos seis partido los celestes decantaron la carrera, y el gran candidato potosino que había mantenido un largo invicto, se desinfló hasta quedar relegado al tercer lugar. Sobre el cierre, Bolívar desinfló emociones y se consagró campeón dos fechas antes del final del torneo. En la suma total, los dos grandes protagonistas fueron los académicos y Nacional Potosí.

BOLÍVAR-1-web-696x752

Los dos protagonistas del campeonato. En La Paz, Bolívar 1 Nacional Potosí 1

37 goleadas en el campeonato, marcan diferencias, algo parecido al torneo anterior. Los clubes más goleadores: Bolívar con 7 goleadas a favor, The Strongest 6, Nacional Potosí 4 y Always Ready 4.

Revisemos las goleadas más abultadas: Always Ready 6 Guabirá 0, Always Ready 6 Royal Pari 0, Nacional Potosí 7 Destroyers 2, Royal Pari 5 The Strongest 0, Wilstermann 5 Real Potosí 0, The Strongest 6 Sport Boys 0, The Strongest 5 Guabirá 0, Always Ready 5 Oriente Petrolero 0.

Los clubes grandes goleados: Oriente tres veces, Blooming tres veces, Wilstermann dos veces, San José una vez   y The Strongest una vez.

Veamos los goles anotados por cada equipo: Bolívar 66 goles a favor (2,53 por partido), The Strongest 55 (2,11), Blooming 55 (2,11) y San José 55 (2,11) . En goles en contra: Real Potosí 59 (2,26), Royal Pari 55 (2,11) y Aurora 52 (2,00).

El número de derrotas de los punteros es ilustrativo. El campeón sólo perdió 3 veces y empató 6. El subcampeón perdió 6 veces y empató 4.

EL CAMPEÓN

whatsapp_image_2019-05-16_at_9.41.45_pm

La Academia obtuvo el título 29 en el partido en el que derrotó a Oriente de visita, dos fechas antes del fin del campeonato

Bolívar fue el campeón esperable. Un equipo sólido, más fuerte adelante y en el medio campo que atrás, con un técnico equilibrado (el argentino César Vigevani). La inestabilidad crónica en la dirección técnica de los celestes no afectó el rendimiento del equipo en los últimos cinco años.

Su figura incuestionable fue Juan Miguel Callejón, un media punta talentoso que se ha consolidado como el goleador del equipo, a salto de mata entre la creación y la puntada final, con dos complementos importantes, Riquelme y el siempre presente Conejo Arce. El fuelle del cuadro académico fue sin duda Erwin Saavedra, un jugador de proyección y enganche que es el mejor de su puesto en el fútbol nacional. Atrás la historia es diferente, 35 goles en contra es un promedio alto para el mejor equipo. El arquero Mustafá con demasiados altibajos y una defensa con toques de fragilidad, a pesar de Prieto, el mejor de la defensa.

Su presupuesto le permite un cuadro “largo”, tranquilidad en el aparente desequilibrio entre defensa y ataque, a cambio de una notable capacidad de resolver partidos casi perdidos, en función de la claridad ofensiva. Cuando todo parece hundido, el campeón tiene condición de recuperarse en el margen de pocos minutos.

Con paciencia, sobre todo en la segunda rueda, Bolívar mostró su pasta. A estas alturas la diferencia de títulos que tiene con relación al resto se ha convertido en un abismo de diferencia, 29 coronas contra 15 de The Strongest su inmediato seguidor.

EL SUBCAMPEÓN

1558289562_573110_1558300397_noticia_normal

The Strongest se dio el gusto de aguarle la celebración a Bolívar. Ganó 3 a 1 cuando los celestes celebraban el título ante su afición

The Strongest ha consolidado un récord histórico que, muy probablemente, no es el que lo enorgullece más. Cinco veces consecutivas como subcampeón nacional, desde el apertura 2017 hasta el apertura 2019. Por un lado muestra una consistencia notable, siempre arriba, siempre disputando el título, por el otro, la decepción de estar a punto de… y desinflarse en algún momento. Para sus críticos, la superestrella atigrada como jugador Pablo Escobar, demostró en su debut como DT que tiene condiciones y sabe lo que hace. Si los gualdinegros tienen sensatez debieran confiar en él para un futuro de largo plazo.

Le costo afianzarse al Tigre, comenzó mal con una desgraciada goleada en contra frente a Royal Pari (5 a 0), con resultados irregulares, pero poco a poco encontró la ruta, Rolando Blackburn fue fundamental, gran adquisición la del panameño goleador, hombre de área, gran físico, notable olfato. La base de equipo estuvo en Vaca el arquero más veterano de la División Profesional (DP), Marteli ariete que se ha convertido en la personalidad del equipo y un medio campo muy fuerte y correoso con Veizaga y Campos.

¿Perdió el título?, no, no lo pudo ganar, no le alcanzó el fuelle, pero demostró temple y no se rindió nunca. Hay un espíritu especial en The Strongest, eso que todos conocemos como “garra” que no lo deja nunca.

LOS OTROS

nacionalpotosidiez.jpg_1995527733

Nacional Potosí fue la sorpresa del torneo

En 19 participaciones en campeonatos nacionales, Nacional Potosí hizo, de lejos, su mejor presentación histórica. Comenzó rompiendo todos los esquemas y mantuvo el liderato que parecía inamovible. 12 partidos invicto, casi toda la primera rueda, hasta que Wilstermann le quitó esa condición. De allí en más, los potosinos fueron perdiendo partidos como locales que lo condenaron. Quizás el puntillazo se lo dio Bolívar al derrotarlo por 0-1 en el Víctor Agustín Ugarte, pero su campaña fue notable, con un equipo teóricamente modesto y un técnico muy pragmático como Alberto Illanes. Cabe destacar a Reina  y Pavia y una defensa interesante con Rioja, Galan y Torrico.

Blooming recuperó expectativas e hizo un muy buen campeonato, después de varios años de estar en una media tabla insípida. El equipo aspiró hasta los último partidos a pelear el título, aunque con posibilidades limitadas, se dio el lujo de ganar los dos clásicos cruceños y se manejó en un precario equilibrio entre defensa y ataque como marca el alto número de goles en contra que recibió, 45.

El campeón del anterior torneo, San José, envuelto en una severa crisis económica, sacó cara en el campeonato, aunque su apuesta mayor, la Libertadores mostró el nivel penoso de nuestro fútbol a nivel internacional. Un quinto lugar aceptable a 17 puntos del líder.

El sexto lugar le tocó a Wilstermann que empezó con pretensiones con el técnico español Portugal que había sacado campeón a Bolívar años antes. No funcionó, vino Kekes al salvataje, sin éxito. La libertadores, igual que a San José, le cobró factura

¿Qué decir de Oriente?, este año séptimo, el anterior octavo y así hasta donde hay memoria. Uno de los grandes del fútbol boliviano sumido en una ruta sin destino, sin levantar cabeza, en puestos que su historia no merece, con un fútbol completamente irregular, sufriendo goleadas inexplicables y perdiendo partidos imposibles como local. Ni Castillo, ni Raldes, ni Palmieri. Lo mejor que tuvo en las últimas temporadas fue Alí Meza y ya no está…

Guabirá, octavo, con ocho triunfos y 11 derrotas con un gol diferencia de menos 18, con un equipo frágil y de pronóstico reservado en todos sus partidos, poco pudo hacer su técnico Thiago Leitao para mejorar su performance. A pesar de todo, no ocupó un mal lugar.

Always Ready que volvió después de 27 años a la división profesional se convirtió en un fenómeno al convertirse en representante de El Alto en el estadio de Villa Ingenio de esa ciudad. Ha sido el equipo más taquillero del torneo con algunos partidos a estadio lleno (Wilstermann, The Strongest y Bolívar). Bajo la batuta de Julio Baldivieso en la mayor parte del campeonato, su noveno lugar fue razonable para un club debutante. Local temible, pero como visitante no logró un sólo triunfo. Su figura simbólica el Pit Bull Ovejero. Equipo experimentado en promedio de edad, muy efectivo adelante y dñebil en el medio terreno, a pesar del talento de Galindo. Tiene mucho por delante.

En los últimos cinco lugares Real Potosí que tuvo chispazos, pero una gran irregularidad y una defensa flojísima, la peor del torneo. Royal Parí de rendimiento descendente desde su llegada a la DP., lo mismo que Sport Boys que es el único chico que disfrutó de las mieles de un título tan pronto, ahora en el décimo segundo lugar. Aurora en una tónica insólita de triunfos heroicos y derrotas absurdas, acabó sin resto para el optimismo. Finalmente, Destroyers cerrando la tabla con apenas cinco triunfo en 26 partidos.

Bolívar, el equipo campeón, tuvo este plantel:

bolxvar_1.jpg_1995527733

Pablo Alcócer, Luis Alí, Juan Carlos Arce, Diego Bejarano, Juan Miguel Callejón, Erick Cano, Imanol Cárdenas, Joel Fernández, Jorge Flores, Mateo Flores, Nicolás Ferreyra, Carlos GómezLuis Gutiérrez, Adrián JusinoLeonel Justiniano, José María LagunaHeber Leaños, Leandro Maygüa, Saidt Mustafá, Juan Orellana, Pablo Pedraza, Jorge Pereira, Mauricio Prieto, Marcos Riquelme, Hernán Rodríguez, Erwin Saavedra, Antonio T. Santos, Luis Vera, Javier Villamil y Guillermo Viscarra. Bajo la Dirección Técnica de César Vigevani.

whatsapp_image_2019-04-17_at_9_22_54_pm_crop1555690316598.jpeg_1995527733

El mejor jugador del campeonato fue Juan Miguel Callejón, la figura del campeón, con la capacidad de combinar creación y gol, gran asistente y gran compañero de equipo.

15521467252276

Con 23 goles Carlos Saucedo volvió a ser la figura. Un hombre con un talento increíble para el gol, nació al éxito ya maduro y no se separa de él, figura inexcusable de los santos, a sus 39 años!!!, máximo artillero de la DP. Extraordinario. Lo siguió muy de cerca Rolando Blackburn de The Strongest con 21 goles y ocupó la tercera posición, Juanmi Callejón con 17 tantos.

Aunque la valla menos vencida fue la de Nacional Potosí con 22 goles en contra, excelente promedio, su rotación en el arco no permite marcar al arquero menos goleado del torneo.

LA TRAGEDIA

407

Lo que nunca había ocurrido antes, sucedió, en el estadio de Villa Ingenio de El Alto en el partido Always-Oriente, se produjo la muerte del árbitro Víctor Hugo Hurtado.

El diagnóstico fue claramente caracterizado por los especialistas médicos, como muerte súbita, un infarto fulminante, no atribuible a la altura. Un acontecimiento terrible y lamentable que golpeó a todos. El joven juez originario de Cochabamba tenía apenas 32 años.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s